Primer plano de Joaquín Prat

Joaquín Prat recibe la foto y acepta que ella no volverá porque es feliz en otro sitio

Joaquín Prat, obligado a aceptar que ya nada será como antes

Joaquín Prat lleva unos meses bastante convulsos tanto en lo personal, como en lo profesional. El periodista es uno de profesionales mejor valorados del sector y también se le quiere fuera y dentro de la profesión, a escala humana.

No ha pasado ni una sola semana en la que Joaquín Prat no se acordara de una de sus grandes amigas, Ana Rosa Quintana. Joaquín ha tenido bonitas palabras de afecto y de apoyo para su 'jefa', mientras ella ha estado luchando contra el cáncer.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Televisión

Pronto hará ya un año desde que se viese obligada a abandonar la televisión. Durante todo este tiempo, Joaquín se ha puesto al mando de su programa, manteniendo buenos niveles de audiencia y demostrando su versatilidad. Y es que te presenta un programa de actualidad, una entrevista o coordina un salón de crónica social con la misma solvencia.

Además, Joaquín es un hombre de empresa. Lo ha demostrado este verano cuando se ha producido una de las mayores crisis de los últimos tiempos.

Joaquín Prat, a la altura de las circunstancias

Joaquín Prat era uno de los principales sorprendidos y afectados por lo que ha pasado este verano en Telecinco. De un día para otro, la cadena perdía a uno de los rostros más queridos por el público. También tenían para ella grandes planes para esta temporada, por lo que figuraba en todas las fotos promocionales. 

Incluso fue de las pocas que estuvo a lado de Ana Rosa en la gran reaparición pública por la fiesta de fin de curso de su productora. De un día para otro, Sonsoles Ónega anunciaba a sus jefes que se marchaba de Telecinco y se iba a la competencia.

Aquello cayó como un mazazo del que todavía no se han recuperado en Fuencarral. Nadie entendía nada, pese a las explicaciones de la periodista sobre cuestiones relativas al proyecto profesional, al sueldo, a las condiciones...

Sonsoles Ónega y Joaquín Prat, serios
Joaquín Prat no daba crédito a lo que pasaba en pleno verano en Telecinco   | GTRES

Joaquín Prat quedó noqueado ante tal revuelo. Poco tiempo tuvo para asumirlo, pues una de las siguientes llamadas de dirección tras el terremoto fue para él.

Joaquín era el llamado por la dirección a sustituir a Sonsoles. Perdía su querido programa de las tardes, Cuatro al día, pero se ponía al frente de Ya es mediodía. Sin tiempo casi ni para pensárselo dijo que sí, al servicio de su empresa.

En estos momentos, las mañanas son de Joaquín. Sigue al frente del programa matinal, a la vez que presenta Ya es mediodía.

Además, ve con pena como su antigua compañera y amiga no tiene ninguna intención de volver. Es más, en Telecinco tiemblan porque parece que va a convertirse en competencia directa de Sálvame.

Ella está feliz y encantada con Y ahora Sonsoles, el programa que la catapulta como una de las nuevas estrellas de la cadena abierta

Joaquín Prat y la tristeza que le persigue

Joaquín Prat ha tenido también que 'desnudarse' en cierta manera. Como personaje famoso que es, ha concedido algunas entrevistas en las que ha destapado su lado más personal. Separado de la mujer de su vida, con un hijo de 7 años y con un hermano víctima de las adicciones.

Este último aspecto, poco conocido en la vida de Joaquín, ha dejado a todo el mundo sin palabras. Y es que salían a la luz los problemas que Federico, el hermano de Joaquín tiene con las drogas, algo de lo que el presentador no rehuía hablar, contando el drama familiar que supone.

La última vez que Prat hizo referencia a esta dolorosa parte de su vida, fue ayer mismo, al ver el estado lamentable de Camilo Blanes, otra víctima de las adicciones. "El drama de muchas familias, la mía sin ir más lejos", corroboró. 

Pese a todo, Joaquín Prat es un hombre fuerte y afronta el futuro con optimismo y ganas.