Captura de Joaquín Prat en 'El programa de Ana Rosa' con los loros decorativos detrás de él

Joaquín Prat cuida al pequeño de la casa mientras los suyos se ensañan con la ruptura

Joaquín Prat se ha quedado sin palabras al ver las imágenes

Joaquín Prat  no ha tenido ningún problema en cargar duramente contra los responsables de la última salida de tono de José Ortega Cano. 

Desde que Ana María Aldón decidió regresar a la vida pública, no se habla de otra cosa. Y es que, tras las duras declaraciones que hizo en los programas Déjate querer y Viva la vida, los medios de comunicación de nuestro país no han dejado de perseguir al torero y a su familia. 

Montaje de fotos de Ana María Aldón y José Ortega Cano
El matrimonio está en el punto de mira | La Noticia Digital

El pasado 27 de julio, un reportero de Sálvame vivió un desagradable momento junto al torero. Tras sus primeras declaraciones en este formato, el diestro perdió los papeles como nunca delante de las cámaras de Telecinco. 

"Hemos tenido un encontronazo con él, más bien él con nosotros. Él es noticia, hemos hecho nuestro trabajo, que es preguntarle por la actualidad", comenzó explicando el trabajador del programa. 

"Se ha vuelto loco, ha perdido los nervios, estaba completamente fuera de sí. En ningún momento, le he provocado, me he limitado a hacerle una pregunta".

Y es que, cuando le preguntaron por su supuesta crisis matrimonial delante de su hijo, el torero no se lo pensó dos veces a la hora de montar un escándalo en plena calle.

"¿Qué queréis? ¿Qué me ponga violento? ¿Qué vaya a la cárcel? ¿Qué llame a la Policía? ¿Qué queréis, qué queréis? ¡Qué me dejéis tranquilo!", gritaba con todas sus fuerzas el maestro. "Llamo ahora mismo a la Policía, qué me dejéis tranquilo".

Ahora, y tras quedarse sin palabras después de ver la última salida de todo de José Ortega Cano,  Joaquín Prat ha decidido no morderse la lengua más.

Joaquín Prat arremete contra Sálvame

Joaquín Prat  no ha podido evitar dar su opinión acerca de estas desagradables imágenes. Y es que el presentador de El programa del verano no se lo ha pensado dos veces a la hora de cargar contra sus compañeros de profesión. 

Durante la emisión del Club social, y tan solo un día después de hacerse pública su monumental bronca con Gloria Camila y Ana María Aldón, el presentador decidió arremeter duramente contra Sálvame por su forma de actuar con el torero.

Captura de Joaquín Prat en el último programa de 'El programa de AR'
Joaquín Prat carga duramente contra 'Sálvame' | Mediaset

Aunque su compañera Patricia Pardo considera que "el que le tiene que dejar tranquilo es su familia" y no los periodistas, Joaquín Prat cree que están "echando más leña al fuego". 

"Me da la sensación de que en esas imágenes, Ortega Cano va dando un paseo con su hijo y yo puedo entenderlo", comienza explicando el presentador a favor del diestro. 

“Entiendo que los compañeros tienen que hacer su trabajo, las agencias los mandan ahí a recabar las impresiones, igual que nosotros como programa también mandamos a nuestros compañeros”, dijo a continuación.

"Yo lo de matar al mensajero, Joaquín, no lo comparto", aseguró la pareja de Christian Gálvez, defendiendo así al programa vespertino de Telecinco y atacando una vez más a Ortega. 

Joaquin Prat y Patricia Pardo
La compañera de Joaquín Prat no comprarte su opinión | Telecinco

"Pero, hay unos límites. Si haces preguntas delante de un menor, a lo mejor tienes que esperar a que no esté para hacer tu trabajo", insistió Joaquín Prat, dejando clara su opinión al respecto. 

Y es que el periodista considera que sus compañeros de Sálvame pudieron haber hecho mejor las cosas, ya que otros reporteros, ajenos al programa, hicieron el mismo trabajo y no obtuvieron la misma reacción del diestro. 

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

Pero, lejos de coincidir con las palabras de su amigo, Patricia Pardo quiso poner punto y final al debate recordando que fue la propia Ana María Aldón la que puso encima de la mesa sus problemas conyugales. 

"Me temo, que lo que le duele al maestro, quizá, es otra cosa y que quien la está alimentando son otras personas y no los medios de comunicación".