Jaime Cantizano con Antonio Ibáñez

Jaime Cantizano cuenta el secreto de Antonio Ibáñez tras su muerte

Cantizano está muy afligido por la pérdida de su gran amigo

La muerte de Antonio Ibáñez ha sido uno de los golpes más terribles para todos los que le conocían. Y eran muchos. El actor de La que se avecina, de Aída o del Ministerio del Tiempo además de otras series ha cosechado grandes amistades en el sector.

Pese a su juventud, ha fallecido tristemente con 34 años, Ibáñez ha dejado un recuerdo maravilloso en los que le conocieron. Durante el último año, sus esfuerzos se han centrado en luchar contra el linfoma que finalmente ha terminado con su vida. Pese a que la enfermedad ha ocupado su centro de atención, Antonio también ha podido dedicarse a la pintura, una de sus ocupaciones principales.

Revisando ahora las obras que figuran en su portafolio, realmente Antonio Ibáñez era un excelente pintor. Sus obras, con nombres tan sugerentes como Broken, Water Universe, Heart, Hope o Vida transmiten una fuerza y energía descomunales. Son creaciones impactantes, de vivos colores, formas rotundas y muchos matices. 

Las redes sociales están inundadas de mensajes de despedida para Antonio y de apoyo para sus familiares. Tras su fallecimiento a causa de un linfoma que no ha logrado superar, queda su legado artístico. Además de su participación en varias series y películas y de su carrera como modelo, su pintura siempre brillará.

De hecho, abrió estudio propio en 2016 y en 2019 logró que una galería de arte de París le representara. Sin embargo, casi nadie sabía lo que acaba de hacer público Jaime Cantizano y la especial relación que le unía a Ibáñez.

Jaime Cantizano revela el secreto mejor guardado de Ibáñez

Jaime Cantizano está tremendamente afectado por la muerte de Antonio. El locutor radiofónico le conoce desde hace mucho tiempo y desde entonces ha mantenido relación con él. 

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Televisión

"En estos meses le preguntaba y su respuesta siempre era serena. Así era Antonio. También mantenía esa luz que le caracterizaba. Es un momento muy triste para los que le conocimos bien, pero como decía: buscadme entre ellos".

La relación de Jaime Cantizano con el joven actor tiene un elemento esencial que luce en la entrada principal de la casa de Cantizano. Se trata de un espectacular lienzo que recrea de forma mágica la profundidad del mar. 

Cantizano cuenta que "hace unos años le propuse que me pintase el agua de la Playa de Bolonia en otoño y se puso a ello. Yo nací cerca y me acordaba mucho de ese mar".

La obra en cuestión se titula Sea y tiene una extensión de 1,64x1'30 m. "Hablamos muchas veces sobre como reflejarlo, nos reímos por la forma en la que tuvimos que transportar el enorme lienzo al estudio o luego llevarlo a casa".

Antonio Ibáñez realizó varios retoques al cuadro una vez instalado en casa de Cantizano. De hecho, comparando la versión final, con la que figura en la web del artista se ven muchos más matices y colores en algunos puntos de la obra. 

Jaime Cantizano dispone de un recuerdo imborrable de su amigo. Además de tener valor sentimental para él, pues es un maravilloso recuerdo de su infancia, ahora también será un homenaje al artista que lo creó hace 4 años y medio aproximadamente.

Antonio Ibáñez, ejemplo de superación y de lucha vital

Antonio Ibáñez ha dado un gran ejemplo a todas las personas que están luchando contra el cáncer. El pintor ha demostrado durante este último año una fortaleza, ánimo y temple admirables, lo que le han impulsado a luchar hasta el final por vencer el cáncer.

No lo ha logrado, pero sus mensajes llenos de entereza y serenidad quedarán para todas aquellas personas que también viven con la enfermedad. Además, buenos amigos como Jaime Cantizano, se ocuparán de que su memoria siga viva, a través de su arte.