Irene Rosales seria de perfil

Irene Rosales confirma que el embarazo corre peligro porque hay una tercera persona

Irene se ha enterado de lo que ha estado pasando a espaldas de su prima

Irene Rosales está recuperando algo de calma estos días, tras el vendaval que supuso su última aparición pública. Fue en una entrevista exclusiva en la revista Lecturas, en la que supuestamente se defendía de unos ataques atacando a diestro y siniestro.

Más allá del cheque que le habrán pagado por sus incendiarias declaraciones, a Irene la entrevista no le ha beneficiado demasiado. La reacción más escuchada entre los colaboradores televisivos es negativa para ella. Consideran que nadie la estaba atacando, que ella es tan beligerante como Kiko con la familia y que su único objetivo es llenarse la cartera a cualquier precio. 

Desde que dejó Viva la vida hace ya un año, Irene se ha mantenido bastante al margen de todo, por lo menos de puertas afuera. La hemos visto entrando y saliendo de su casa, siempre con declaraciones escuetas y también siempre defendiendo lo indefendible de Kiko.

No obstante, ha estado bastante pendiente de todo lo que pasa en televisión. De hecho, uno de sus intereses principales estos últimos meses ha sido ver a la prima de Kiko, Anabel, en Supervivientes. Se reconciliaron antes de que la influencer partiera hacia Honduras. 

Anabel visitó a Kiko y a Irene, tras una temporada distanciados, y las aguas volvieron a su cauce antes de que empezara el reality. Es por ello que Irene ha seguido de cerca a Anabel y ha visto que las intenciones de su prima con el embarazo, podrían no cumplirse una vez llegue a España

Irene Rosales y la tercera persona que podría cambiarlo todo

Irene Rosales sabe que su prima Anabel es bastante impulsiva y enamoradiza. Contra todo pronóstico, parece claro que llegará a la final de Supervivientes, el concurso más duro de la televisión. Entro allí soltera y saldrá enamorada hasta las trancas de Yulen, un esgrimista al que muy pocos conocían.

Han protagonizado la historia de amor más aburrida de los últimos tiempos, pero les ha servido para llegar hasta la parte final del concurso. La prima política de Irene Rosales entró con la promesa de regresar con su exmarido Omar Sánchez y saldrá con la idea de tener hijos con Yulen.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Telecinco

Todo bastante contradictorio y loco, pues ella aseguró que con Omar, una de las cosas que les separaban es precisamente las ganas de formar una familia. Ella quería disfrutar de la vida y no pensar en hijos, mientras que Omar quería ser papá pronto.

Ahora con Yulen, ha sido Anabel la que ha puesto la maternidad como una opción sobre la mesa. Irene, en este sentido, puede darle buenos consejos, pues ella es mamá de dos niñas y ejerce su papel con mucho amor y maestría. 

Sin embargo, parece que Anabel tampoco tendrá en Yulen al padre de sus hijos. Y una tercera persona tiene algo que ver.

La prima de Irene Rosales quedará destrozada al saberlo

Irene Rosales ha tenido que hacer frente muchas veces a los rumores de infidelidad de su marido Kiko. Rumores y realidad confirmada por él mismo. Así pues podrá consolar a Anabel cuando se entere del tonteo que Yulen ha mantenido con Mariana mientras estaban empezando la relación.

Lo ha confirmado la exconcursante, ya en plató, asegurando que "cuando vivimos juntos, la primera semana, dormimos juntos y me encontré una mano...". Mariana ha confesado que "sí llegué a sentir que había algo, sentí que yo le gustaba", a la vez que afirma que Anabel Pantoja estaba "supercelosa siempre de mí".

Captura del programa 'Supervivientes' donde salen Anabel y Yulen hablando
Irene Rosales, testigo de lo que le han hecho a su prima en Honduras | Trendings

La joven descarta por completo tener nada con Yulen, aunque el problema es la actitud de él. Pocos son los que apuestan por esta relación fuera del reality. Y la primera que se dará de bruces con la realidad y con los intereses tan distintos que tienen Yulen y Anabel, es la misma Anabel.

Suerte que, cuando esto suceda, estará cerca Irene Rosales para consolarla.