Iñigo Onieva durante la entrega del premio 'Chef of the Year 2021', a 22 de noviembre de 2021, en Madrid, España.

Íñigo Onieva reconoce lo de su primer hijo y advierte que el proceso será lento

Íñigo sabe que su novia está deseando llegar a un acuerdo

Íñigo Onieva desconoce cómo funciona el mundo del corazón, pero sabe perfectamente que está saliendo con la famosa más cotizada del momento. Su relación con Tamara Falcó está en boca de todos, por eso muchos medios se pelean por trabajar con ellos. Han protagonizado una serie en Netflix titulada La Marquesa y cada vez son más los que aseguran que habrá nueva temporada.

Íñigo Onieva jugó con la posibilidad de pedirle matrimonio a su novia durante el documental y su atrevimiento ha causado expectación. En el último capítulo le entregó un regalo e insinuó que se trataba de un anillo de compromiso, pero todo resultó ser una broma. Realmente era una manta que quería Tamara y que le llevaba pidiendo demasiado tiempo.

Selfie de Tamara Falcó y su novio Íñigo
Íñigo Onieva se ha ganado la confianza de su familia política | Instagram (@tamara_falco)

Íñigo es consciente de los rumores y de las teorías que están circulando por las redacciones, así que se ha confesado con su entorno cercano. Netflix se ha vuelto a poner en contacto con su futura mujer para rodar una nueva temporada de La Marquesa. Cabe la posibilidad de que los nuevos capítulos se centren en dos temas: el embarazo y la boda, pero no hay nada decidido.

Tamara ha prometido que los rumores no son ciertos, no está esperando un bebé y tampoco sabe si se casará el próximo año. Ha dejado claro que la nueva temporada de su serie todavía no está decidida porque prefiere ir “poquito a poco”. No sabe cuál será el contenido, pero está muy agradecida por la expectación, sabe que es sinónimo de éxito.

Íñigo participará en la serie de su pareja, pero todavía no hay ningún contrato firmado y todo está en el aire. “Tengo la reunión a la semana que viene con Netflix y ni siquiera sé si va a haber segunda temporada”. Tamara quiere aclarar que por el momento no habrá boda ni niño, aunque no descarta anunciar la noticia en un futuro.

Íñigo Onieva es consciente de la gravedad del asunto

Íñigo reconoce que lo de su primer hijo ha ayudado a aumentar su interés mediático, ya no es un simple complemento de Tamara Falcó. La prensa está empezando a hablar de él como personaje independiente, pues se postula para ser el yerno oficial de Isabel Preysler. Está plenamente integrado en la familia, sabe que su relación va en serio y no piensa renunciar a la misma.

Isabel Preysler y Tamara Falcó
Íñigo Onieva sabe que la situación debe aclararse | LA NOTICIA DIGITAL

El empresario sabe que su futuro bebé será noticia en todos los medios, pero Tamara está empezando a perder los nervios. Cree que están especulando con su embarazo porque ha ganado peso y ha bromeado con el asunto en su última entrevista. “Pues eso ya es un poco insultante, no sé si tomármelo bien”, ha declarado en un tono divertido.

Onieva ha advertido a los suyos que la nueva temporada de La Marquesa será lenta y costosa porque todavía no hay nada firmado. Reconoce que el interés por su primer niño ha aumentado las posibilidades de llegar a un acuerdo, pero sigue siendo pronto. La hija de Isabel Preysler debe pactar los contenidos antes de confirmar que volverá a protagonizar un documental.

Íñigo Onieva asume que su pareja lo tiene claro

Íñigo sabe que la marquesa de Griñón no tiene ninguna duda sobre él, a pesar de que varios periodistas le han acusado de ser infiel. La influencer piensa que todo son rumores sin fundamento, cree que quieren destrozar su relación. Se está esforzando por mantener su amor intacto porque quiere un futuro al lado del empresario, pero todavía no piensa en boda.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

Onieva se ha ganado la confianza de su familia política, Isabel Preysler sabe que será el padre de su futuro nieto. El niño llegará, aunque habrá que esperar un tiempo porque Tamara quiere hacer las cosas por su orden: primero boda y después embarazo. Está esperando a que él se lo pida, le dirá que sí, aunque necesita esperar un tiempo prudencial.