Ana María Aldón y Aniceto

El hijo de Ana María Aldón y Ortega Cano descubre los problemas de su otro tío

Ana María Aldón ha tenido un gesto bastante cuestionado

Ana María Aldón es la reina de jugar al despiste, del decir sin decir, de la insinuación cargada de significado. Se ha especializado en esta faceta comunicativa, que tantos ingresos económicos le está dando si se ejecuta en su justa medida.

Ana María Aldón y Ortega Cano están viviendo la 'separación' más larga de la historia. Ellos hablan de "normalidad", de stand by, de frialdad y corrección. Parecen todos eufemismos de una relación que está rota o que, como mínimo, no pasa por su mejor momento. 

Por si fuera poco, los familiares más directos de la pareja no han perdido ocasión de echar leña al fuego y abonar el conflicto. Facturando, lógicamente, que aquí nadie pierde ocasión de hacer crecer las cuentas corrientes.

Ortega Cano y Ana María Aldón con su bebé en brazos
Ana María Aldón y Ortega Cano cuando eran felices | GTRES

En medio de todo este lío que está a las puertas de acabar con un matrimonio que hace tan solo unos meses parecía irrompible, está un niño de 9 años.

José María es el hijo de Ana María y Ortega Cano. El niño ya es consciente que entre sus padres hay problemas, pero es el motivo por el que sigue junta la pareja. Asi li ha apuntado ella en televisión y así lo demuestran los últimos hechos. 

La última vez que vimos juntos al torero y a su mujer fue para acompañar a José María en su primer día de colegio. Serios, correctos y 'unidos' por el bien del pequeño. Ahora, José María ha visto también como una celebración relacionada con su tío tampoco ha sido como esperaba. 

Ana María Aldón da otro paso inesperado en la guerra familiar

Ana María Aldón ya no oculta su crisis familiar. Parece que ni ella misma sabe como acabará su matrimonio, aunque por si a caso, ya está cimentando su futuro a todos los niveles. En caso de separación necesitará dinero para vivir en su propia casa y cuidar debidamente a su hijo.

Las causas de la ruptura no están claras y son varias. De todos modos, el papel de la familia y del entorno parece clave en toda esta crisis. Así pues, además de las hijas de la pareja, la familia de Ortega Cano también ha influido en lo que está pasando.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Telecinco

Hubo un tiempo en el que parecía que Maria del Carmen, la hermana de Ortega Cano, y su marido Aniceto, el hombre de confianza del torero querían ayudar. De hecho, se dijo que eran uno de los grandes apoyos de Ana María cuando los otros miembros de la familia se metían demasiado en casa del torero.

Aniceto ha cumplido ahora años y lo celebró en familia en un restaurante. Invitaron a todos los familiares, incluida Ana María Aldón. Hubiese sido un buen momento para limar asperezas y dar cierta normalidad a la situación.

Aldón declinó la invitación y no acudió a la cita como sí hizo el resto de familia, incluido Ortega Cano. Tampoco se sabe si felicitó de algún modo a su cuñado, dada la buena relación que tenían hace un tiempo. 

Aldón, cada día más alejada de la familia de su marido

Ana María Aldón parece haber hecho ya borrón y cuenta nueva de la vida que ha llevado hasta ahora. Siempre arreglada, de rubio platino y con este aire de dama parisina que se siente más cómoda en la gran capital que en Fuente del Fresno.

Ana María Aldón con Aniceto
Ana María Aldón acudía a la cárcel a ver a su marida, acompañada de su cuñado Aniceto | GTRES

No ha dejado la televisión y sigue dando que hablar, semana tras semana, sobre su situación sentimental. No parece el mejor camino para arreglar las cosas en su casa. 

Nadie niega que siga queriendo a su marido, pero es obvio que quiere una vida distinta que él ya no le puede dar. Parece cuestión de tiempo que esta pareja se separe, aunque le duela mucho al hijo que tienen en común. Seguramente, con el tiempo y cuando se haga un poco mayor entenderá que es mejor disfrutar de sus padres separados, pero felices, que juntos y amargados.