Primer plano de Kiko Hernández llorando en plató

Las hijas de Kiko Hernández, avergonzadas por la bronca de su padre

Kiko Hernández no ha podido reprimir los gritos con unos fans

Kiko Hernández es uno de los colaboradores más activos de Sálvame. El exgran hermano está en el espacio televisivo de las tardes de Telecinco desde el primer programa y l tiene tomado el pulso al programa.

Kiko es un ejecutor preciso y sin complejos de las órdenes de los directores. Es de los pocos que lleva pinganillo y se nota en la forma en que introduce los temas, en como lanza sus exclusivas y en su forma de repartir juego.

En estos últimos tiempos Kiko Hernández ha cambiado bastante. No ha sido un año fácil para él y esto se nota también en la agresividad con la que lanza sus críticas o comentarios sobre los compañeros. Tuvo que marcharse casi en directo hace unos meses porque necesitaba desconectar tras la pérdida de Mila Ximénez y de Begoña Sierra.

Pasó de la tristeza y del decaimiento a volver siendo mucho más arisco y menos espontáneo. Sabe lo que se le pide, lo ejecuta sin miramientos de lunes a viernes y durante el fin de semana que no le busquen. Desde que tiene a sus dos hijas, Abril y Jimena, Kiko reserva los sábados y domingos para ellas y para estar en familia.

De ser Sálvame y la televisión su pasión, ha pasado a ser una profesión estrictamente. Cada vez con menos ganas, compensa la implicación de antes con una mayor agresividad y acritud en el directo. Por lo visto, además, esta actitud poco amable se le escapa cada vez más también fuera del plató. 

Kiko Hernández primer plano
Kiko Hernández, sin pelos en la lengua | GTRES

El desplante de Kiko Hernández en un restaurante

Kiko Hernández comparte mucho tiempo libre con sus hijos y con su familia. Una de sus aficiones es ir a algún restaurante cercano a la urbanización donde vive para comer. Es poco amante de las juergas y saraos nocturnos y prefiere salir poco, cerca de casa y a poder ser de día. 

Sin embargo, su rudeza se pone también de manifiesto en este entorno. Así pues, Kiko estaba escuchando atentamente la anécdota que Pipi Estrada contaba sobre unas fotos en un restaurante. Los protagonistas eran David Beckham y Terelu. 

Al parecer y resumiendo, Beckham no se quiso hacer una foto con un compañero de Terelu. Cuando llegó Pipi Estrada al restaurante, intermedió para hacer la foto y luego fue Terelu la que le negó a Beckham la foto.

Foto de Kiko Hernández actuando en el teatro
Kiko Hernández, es polifacético y cuando hay que dramatizar, dramatiza | Instagram (@kikohernandeztv)

A raíz de este episodio Kiko ha contado que "es que la gente es muy maleducada porque yo me hago fotos en todos los lados, pero ya, si estás comiendo, por Dios, que se enfría la carne".

Kiko explicó como una pareja se le acercó "que quiere hacerse una foto y digo: ¿puedo terminar de comer?".

Visiblemente enfadado, Kiko recriminaba como la pareja le dijo que no "que te la tienes que hacer ahora, que nos vamos. ¡Encima con prisas! Digo, ¿han pedido Vds. hora?, es que claro...."

Kiko se iba encendiendo por momentos ante la indignación que le produjo este incidente en el restaurante. "Es que si te levantas y te vas a hacer la foto, por lo menos...". Lydia Lozano, viendo el grado de mosqueo de Kiko le pregunta: ¿Te pusiste así? A lo que él contesta sin problema, sí.

Kiko Hernández, el azote de Sálvame

Kiko ha adquirido el rol de ser el azote de Sálvame y se ha especializado en esto, dentro y fuera de la pantalla. Aun así, los que le conocen de verdad aseguran que nada tiene que ver al Kiko que vemos en la tele con el de la intimidad.

Mucho más dócil y divertido y menos arisco y temperamental, sabe lo que cuesta luchar cada tarde por unas décimas de audiencia, por lo que lo da todo para seguir ahí.