Lolita Flores y Guillermo Furiase

Guillermo Furiase, el ex de Lolita que ha cambiado para disfrutar de su nuevo nieto

Furiase vive de forma muy distinta a como le conocimos

Lolita ha tenido una vida muy completa, en todos los sentidos. Hija, madre, esposa y artista, la hija de La Faraona siempre se ha caracterizado por algo en todas las facetas de su existencia: su autenticidad.

Ella sigue brillando con luz propia en la actualidad. Ha sido famosa toda su vida y la prensa y las cámaras han estado presentes en los momentos más importantes de su vida. Uno de ellos, fue su primera boda, en 1983 con Guillermo Furiase.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

Las nuevas generaciones no lo conocen, pero lo cierto es que el argentino fue uno de los rostros más populares de las revistas hasta bien entrados los años 2000. Muchos se sorprendieron del aspecto actual de Furiase, que reaparecía en la boda de su hija Elena para llevarla al altar.

Es cierto que progresivamente fue desapareciendo de los medios y que vive ya como una persona anónima. Sin embargo ha habido un par de episodios muy significativos en su vida que le han convertido en el hombre que actualmente es

Guillermo Furiase y el divorcio que lo alejó de la fama

Lolita y Guillermo Furiase fueron los protagonistas de una de las bodas más concurridas de la historia de España. Mientras ellos se daban el 'sí, quiero' en la iglesia, la Faraona, a las puertas del templo y ante una multitud desbordada pronunciaba la famosa frase "Si me queréis, irse".

Al poco tiempo de contraer matrimonio, tuvieron a sus dos hijos Elena y Guillermo. Furiase trabajó también como mánager de Antonio Flores, el hermano de Lolita, tristemente fallecido en 1996. 

Un tiempo antes de la muerte de La Faraona y de Antonio, Guillermo y Lolita ya habían decidido separarse. Pese a ello, y puesto que en la familia había otras prioridades, decidieron no formalizarlo hasta después de la tragedia.

Ya la misma noche en la que murió Antonio, según Europa FM, Guillermo no durmió en su casa, sino en un hotel. Se marchó a Argentina un tiempo y luego se hzo pública la separación. Entonces habló de "mal estar físico y psíquico" y de darle a Lolita "el espacio que ella necesitaba".

Montaje con las caras de Elena Furiase y Lolita Flores
Lolita siempre ha estado muy pendiente de su familia | Trendings

Durante el tiempo en que Lolita tardó en recuperarse de tan lamentable pérdida, los dos hijos de la pareja estuvieron en Argentina con su padre. "Era más importante llorar las muertes de Antonio y de Lola que la de nuestra propia separación", contó en su momento

Siendo un profesional de la representación artística, Guillermo empezó a dirigir también la carrera como actriz de su hija Elena. Sus gestiones dieron frutos y a principios de milenio consiguió sus primeros papeles, que la llevaron al estrellato. 

En 2011 ambos decidieron romper su vínculo profesional, pero esto no impidió que se sigan llevando estupendamente. De hecho, desde que no trabajan juntos y Guillermo puede ejercer de padre (y posteriormente de abuelo) las cosas han mejorado mucho. 

Guillermo Furiase con su hija Elena
Guillermo Furiase, un padrazo | GTRES

El susto que en 2015 cambió la vida de Furiase

El gran susto en la vida de Guillermo Furiase se produjo en 2015. Fue entonces cuando sufrió un grave infarte cerebral. En aquel momento ya estaba muy alejado del foco mediático y pasó los meses de recuperación en casa de su exmujer.

Lolita y él siempre han mantenido una excelente relación y han criado a sus hijos como una familia unida. La recuperación de Furiase fue completa, sin secuelas, y poco a poco pudo recuperar su vida normal.

Ya desde hace años vive de forma anónima, disfrutando de sus nietos Noah y pasando todo el tiempo que puede con sus hijos. Ahora comparte una nueva alegría vital con Lolita, pues Elena acaba de dar a luz a Nala, una niña para cuyo nombre se ha inspirado en África. Guillermo Furiase está muy feliz y satisfecho con su papel de feliz padre y abuelo.