Enrique Ponce primer plano de su cara

Enrique Ponce se rompe al leer el último mensaje de la madre de sus hijas

Ponce ya conoce la realidad en casa de su exmujer

Enrique Ponce sigue haciendo gala de su discreción a medida que va pasando el tiempo. El diestro ha aprendido algo durante estos últimos años, desde que su vida privada pasó a ocupar todos los titulares.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

La sobreexposición mediática no es buena compañera de la estabilidad personal y familiar, algo que siempre ha sido una prioridad en su vida.

Ponce decidió poner punto y final a su matrimonio de 24 años y empezaba un noviazgo con Ana Soria, casi 30 años menor que él. El bombazo que supuso aquella historia, a la que el torero contribuyó exponiéndose con su nueva novia como nunca antes había hecho fue descomunal.

Enrique Ponce y Paloma Cuevas en los ABC Awards de 2016 en Madrid
Enrique Ponce sigue guardando un gran cariño a su primera mujer | Gtres

Tras el tiempo necesario para que tanto Enrique como Paloma Cuevas hayan podido digerir crisis, separación y divorcio, las cosas han vuelto a la normalidad. Enrique vive con Ana Soria en Almería y sin ningunas ganas de popularidad, ni de flashes y Paloma sigue en Madrid, en su casa familiar.

Allí vive con sus padres y con sus dos hijas. Paloma lleva unos meses algo preocupada por los problemas de salud que arrastra su padre, Victoriano Valencia. A sus 89 años, el maestro del toreo tuvo que ser hospitalizado no hace mucho. 

Victoriano padece algunas arritmias, desequilibrio en los niveles de azúcar y otros problemas propios de la edad. También su mujer, Paloma Díaz es ya mayor y empieza a tener los achaques propios de la edad.

La carta que ha puesto los pelos de punta a Enrique Ponce

La exmujer de Enrique Ponce cuida a sus padres con dedicación y esmero. De hecho, ha rebajado su ritmo de trabajo habitual para tener más tiempo de estar en casa y atenderles es en todo lo que necesiten.

De hecho, siempre ha sido el 'ojito derecho' de su padre y Paloma siempre ha tenido en su progenitor a su referente en la vida. Más incluso, que a su propio marido. Por su parte, Enrique Ponce también se lo debe casi todo a Victoriano Valencia. 

Enrique Ponce y Victoriano Valencia
Enrique Ponce siempre ha estado muy unido a su suegro Victoriano | GTRES

Cuando estaba empezando en el mundo del toreo, Valencia le apadrinó y luego Ponce se enamoró de su hija. Él y su suegro siempre han formado una piña personal y profesional, por lo que el divorcio fue un palo enorme para toda la familia.

Ahora Paloma ha querido rendir homenaje a sus padres y lo ha hecho con una carta abierta que ha emocionado mucho a todo el mundo. Especialmente a Enrique Ponce, que guarda bonitos recuerdos familiares después de tantos años y que ve a Victoriano Valencia como a un segundo padre.

"Nuestros padres nos criaron en nuestra infancia, niñez y adolescencia, con infinita paciencia e inmenso amor. Es ahora cuando nos toca el turno de mostrarles nuestro profundo agradecimiento porque es ahora cuando más lo necesitan", ha empezado su misiva.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

El 'héroe' al que Paloma Cuevas admirara

Paloma, consciente del paso de los años afirma que "el tiempo nos enseña a valorar la vida y en esta etapa, la vida de nuestros padres más que nunca. El miedo a perderles nos aterroriza y la idea de sentirnos perdidos ante su ausencia".

Paloma cuida con cariño y esmero de sus padres. También la ayuda su hermana Verónica, aunque vive fuera de Madrid y es más difícil para ella pasar mucho tiempo con Victoriano y su mujer.

Para la exmujer de Ponce, "tenemos la obligación de disfrutar y cuidar de nuestros padres, de seguir construyendo recuerdos indelebles en nuestra memoria porque somos unos afortunados de que hayan llegado a una edad donde podemos devolverles tanto amor como ellos nos dieron".

La madre de Bianca y Palomita , las dos hijas de Enrique Ponce, a las que él acude cada semana a visitar desde Almería, prosigue: "Ellos serán siempre nuestros héroes por mil razones, pero la más poderosa de todas será porque con ellos aprendimos a amar y a ser amados. Esa esencia vivirá en nuestros corazones eternamente".

Seguramente a Enrique se le han removido muchos recuerdos al leer estas emotivas palabras de Paloma. Habrá pensado también en sus padres y habrá agradecido que sus vidas hayan vuelto a la calma. Por su bien y por el de toda la familia.