Primer plano de Carlos Sobera sorprendido

El detalle que nadie vio de Pesadilla en el Paraíso y que pone en alerta a Telecinco

El nuevo reality de Telecinco llega de manera discreta

Desde hace meses Telecinco lleva librando una batalla por las audiencias de la que no consigue salir victorioso. Con la nueva temporada, Pesadilla en El Paraíso parecía ser el punto de inflexión, que le concediese a Telecinco el protagonismo. Sin embargo, los datos de audiencia de la primera gala demuestran todo lo contrario.

Mediaset siempre ha apostado por los realities cuando quieren fulminar a la competencia. Supervivientes o Gran Hermano han sido dos de las joyas de la corona de Telecinco. El resto de cadenas temían cuando estos programas veía la luz, sobre todo en sus galas de estreno. 

Esto es justo lo que esperaban que ocurriese con Pesadilla en El Paraíso. El nuevo formato se estrenó ayer, tras semanas de gran expectación. Pero parece que la audiencia ha decidido darle la espalda desde el primer día. 

Pesadilla en El Paraíso no consigue cautivar a la audiencia

Aunque el reality cuenta con nombres bastante atractivos, parece que esto no ha sido suficiente para marcarse una potente gala de estreno. Pesadilla en El Paraíso firmaba un 13.5% de cuota, y en torno a 1.187.000 espectadores. Una cifra que no estaría mal si fuese una gala normal del reality, cuando este ya llevase al menos 1 mes de emisión.

Omar Sánchez en 'Pesadilla en el Paraíso'
Pesadilla en El Paraíso no consigue sorprender a la audiencia | Mediaset

Sin embargo, estamos hablando del estreno. Y es que sin ir más lejos, Supervivientes 2022 hacía una cuota de pantalla de 21,7% y reunía a 2.308.000 espectadores en su estreno. Con el paso de las semanas, la tendencia de siempre es a ir decayendo, así que si Pesadilla en El Paraíso ha comenzado así, mal futuro podemos presagiarle.

Todo apunta a que actualmente Telecinco está sin recursos para sorprender a la audiencia. Septiembre es un mes muy importante para la televisión. Es cuando las cadenas deben demostrar su potencial y cautivar a la audiencia con sus nuevos proyectos. 

Telecinco ha comenzado de la peor manera posible, primero, la nueva edición de Got Talent que anotó un mínimo histórico desde que comenzó a emitirse el talent show. Y su último movimiento, emitir en abierto la docuserie de Rociíto, En el nombre de Rocío, que no ha levantado el más mínimo interés. Principalmente, porque los capítulos ya fueron estrenados hace meses en la plataforma Mitele Plus.

El estreno de Pesadilla en el Paraíso no ha estado exento de polémica

Si el reality hubiese tenido la misma repercusión en share que en redes sociales, los directivos de Telecinco estarían más que satisfechos. Sin embargo, no ha sido así, aunque haya firmado un discreto debut en televisión, las redes se inundaban de meses de los usuarios que siguieron muy de cerca la gala.

Pero no todas las opiniones eran positivas, más bien todo lo contrario. Una de las mayores quejas era la selección del presentador, Carlos Sobera. Y es que aunque el vasco cuentan con gran parte de la aceptación del público, en un primer momento se reveló que Lara Álvarez sería quien lo conducirían. 

Pero tras un cambio de última hora, Lara quedó de nuevo relegada a la labor de copresentadora. Al igual que en Supervivientes, Lara es quien conduce el programa desde las instalaciones del reality. Y Carlos Sobera desde plató.

Este repentino cambio no ha sido visto con buenos ojos por los usuarios de Twitter, ya que esperaban que finalmente Lara Álvarez fuese la presentadora principal.

Pero sin duda alguna, lo que más ha molestado al público es la ausencia del directo en el reality. Durante casi una hora, se emitió parte de los primeros días de los concursantes, grabaciones que se habían llevado a cabo hace semanas y que no gustaron nada a los espectadores.

El fuerte de cualquier reality es mostrar en directo las vivencias de los participantes. Y en esto Pesadilla en El Paraíso, no ha sabido jugar bien sus cartas. 

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Telecinco