David Bustamante

David Bustamante no puede tapar los gritos que avergüenzan a su hija Daniella

David Bustamante no ha podido evitar la que se ha liado

David Bustamante está viviendo un gran momento profesional. Cuando parecía que su carrera artística estaba en claro declive, pues sus canciones cada vez interesaban a más gente, a David se la abrió una puerta que ha sabido aprovechar.

Fue uno de los artistas más destacados de Operación Triunfo. Participante en la primera edición, la buena, la que todo el mundo recuerda, el cántabro estuvo entre los claros favoritos y veinte años después, sigue en el candelero.

Su camino ha estado plagado de éxitos y ha tenido muy pocos fracasos. Sin embargo, aquel chaval de 20 años va a cumplir cuarenta y las adolescentes que le seguían hoy son madres con otros quebraderos de cabeza.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Televisión

Sus últimos discos, más enfocados hacia la balada y el amor, han ido dejando seguidores por el camino y sus últimos conciertos denotaban una falta importante de interés. 

Así las cosas, a David siguen llamándole para algunas campañas publicitarias gracias a su encanto personal y a su dedicación al trabajo. En televisión David también funciona bien y no tiene miedo a nada, como comentaba hace poco su examigo Poty.

Nadie esperaba, tampoco él, que se le abriera la puerta de la que puede ser su fuente de ingresos principal en el futuro. Se trata del teatro musical, una disciplina artística a la que compañeros suyos como Gisela Lladó o Elena Gadel hace tiempo que se dedican. David empezó sin hacer demasiado ruido con Ghost y el éxito ha vuelto a llamar a sus puertas.

Los abucheos que David Bustamante no esperaba

David Bustamante se ha convertido en la estrella principal de Ghost. Tras hacer temporada en Madrid, ahora el espectáculo está de gira y lo cierto es que está recibiendo muy buena respuesta, tanto de crítica como de público.

Tanto es así que este pasado fin de semana, el espectáculo llegaba a Oviedo, al Teatro Campoamor. David Bustamante es cántabro, por lo que en Oviedo había muchas ganas de ver a su vecino más popular. Con el aforo casi completo y las entradas vendiéndose a buen ritmo, la sorpresa desagradable llegó el día 9, según informa la Voz de Asturias.

"Fue una tomadura de pelo", lamentan algunos asistentes a la representación. Por lo visto, minutos antes de la actuación se informó de que David Bustamante no aparecería en el espectáculo a causa de la enfermedad.

"El principal atractivo es Bustamante. Muchos estábamos comprando entradas de Ghost por él. Ese día se vendieron entradas hasta última hora, había una cola enorme de gente".

David Bustamante con gafas de sol
David Bustamante, ante los abucheos que no esperaba | GTRES

Puesto que la ausencia del cantante no se comunicó hasta casi el principio de la función, muchos ven "mala fe" en la actitud de los organizadores. Tras el anuncio, se produjeron muchos abucheos y la gente enfadada, empezó a gritar, asegura el citado medio. 

Entonces empezó la función y el ruido bajó, aunque después del primer parón, mucha gente bajó a solicitar el reembolso de su entrada y a poner una hoja de reclamaciones. 

Estas quejas, de momento, no han recibido respuesta satisfactoria, pues la compañía alega que el espectáculo se hizo y que la baja de David está justificada por enfermedad. De hecho, su sustituto hizo la función perfectamente. 

Acusan a Ghost de publicidad engañosa, ante el disgusto de Bustamante

El público ovetense está bastante indignado, ya que consideran que se hizo publicidad engañosa, no contando la verdad hasta el final. "Este musical, sin Bustamante, no vale los 40 euros que costó la entrada. Esperaron hasta el último segundo y que estuvieran las butacas vendidas para anunciar su ausencia", afirma un espectador indignado.

Este incidente puntual sin duda ha dejado un mal sabor de boca en David Bustamante. En el fondo, es la constatación de que sigue gustando a la gente y de que cuando se sube a un escenario, todavía tiene gancho.

Que se líe la que se ha formado en Oviedo por su ausencia, le da cierta tranquilidad. Su estrella no ha dejado de brillar y eso le garantiza proyectos profesionales para varios años más.