Montaje de la cara de Cristina Blanco con Belén Esteban

Cristina Blanco, la madre enferma de Miguel Ángel Muñoz que engañó a Belén Esteban

Belén Esteban no quiere saber nada de la mujer que encandiló a muchos famosos de España

Belén Esteban tiene muchos amigos en televisión y entre los famosos, después de más de 20 años dedicada a este negocio.

Sin embargo, también ha cosechado importantes enemistades y personas de las que no quiere oír hablar ni en pintura. Es el caso de Cristina Blanco.

Los más jóvenes no la recordarán, pero forma parte también de los famosos televisivos que marcaron una época, la de los inicios del corazón televisivo. Se trata de Cristina Blanco, una vidente que logró hacerse amiga de decenas de famosos de la época y trabajar en televisión al lado de María Teresa Campos. 

Cristina, Manuela, en realidad fue una de las videntes que más éxito tenía en la década de los 90. Por aquel entonces se codeaba con Belén Esteban, Lara Dibildos, Rocío Carrasco, Ana Obregón, Nuria Bermúdez o Terelu Campos y un sinfín de reinas del corazón. Era la vidente, consejera y asesora más cotizada de los famosos. 

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

Una mujer convicente, con mucho encanto, locuaz y con la habilidad de sonsacar los secretos más íntimos de las personas. En consecuencia, poderosa por toda la información que lograba atesorar y que manejaba de un lugar a otro con discreción y eficacia. 

Su habilidad y don de gentes le reportó también mucho dinero. Trabajaba en Con T de Tarde, el programa de Terelu y en Día a Día, con María Teresa Campos. En aquella época era una de las reinas de Marbella y vivía a todo tren en la capital del famoseo y la ostentación. 

Hacía y deshacía a su gusto y gracias a su capacidad de convicción. Y Belén Esteban, cayó en sus redes

Belén Esteban y los consejos de Cristina Blanco

Según cuenta Bekia, Cristina Blanco llegó a la vida de Belén Esteban cuando esta acababa de dejar a Jesulín de Ubrique. Belén, novata en el mundo de la tele y con ganas de hacerse un sitio, encontró en Cristina a la facilitadora y consejera que necesitaba.

Según la publicación, Cristina le recomendó a la de San Blas que se echara un novio para seguir en las revistas. Apareció entonces Óscar Lozano. Cristina fue una especie de "socia" que ayudó a catapultar a Belén a la fama. 

Belén Esteban y Cristina Blanco
Belén Esteban y Cristina Blanco, amigas y prácticamente 'socias' durante una época | Telecinco

Sin embargo Belén pronto vio que Cristina no era transparente y dejaron de hablarse. Según el portal, ambas pactaron no hablar nunca de lo que sabían la una de la otra. Y hasta hoy casi lo han cumplido. 

La caída de Cristina y las palabras de Belén Esteban

Cristina Blanco, madre del actor Miguel Ángel Muñoz, fue desapareciendo de la actualidad y durante años, poco se supo de ella. Hasta que volvió a ser noticia por un escándalo que casi la lleva a la cárcel. Fue condenada a 16 meses de privación de libertad por "robar tarjetas de crédito y móviles de los clientes de un hotel".

Se libró de la cárcel porque no tenía antecedentes, pero cayó en una profunda depresión y fue diagnosticada de bipolaridad.

Tiempo después, se volvió a hablar de ella en Sálvame y allí Belén quiso pasar muy de puntillas por el tema de Cristina. Tampoco Terelu quiso hablar. No se sabía si por miedo o por respeto, pero son pocos los que quieren ahondar en la época dorada de Cristina.

Una portada sorprendía a todo el mundo asegurando que Belén Esteban y Miguel Ángel, el hijo de Cristina, habían tenido una relación. Ella lo desmintió tajantemente.

En esta época también se supo que Miguel Ángel se había hecho cargo de su madre, le había buscado un piso y la había ayudado a remontar.

Miguel Ángel Muñoz sonriente primer plano
A Belén Esteban le atribuyeron un romance con el hijo de Cristina. Lo desminiteron | GTRES

De hecho, se comenta que ella se alejó de la televisión y de los famosos, precisamente para ayudarle a él en su carrera como actor. Era incompatible que el hijo triunfase si ella estaba siempre relacionada a escándalos y polémicas. Él mismo lo explicó.

"Ella decidió apartarse y quedarse en un segundo plano prácticamente invisible para que a mí no me tuviesen que hacer este tipo de preguntas y eso lo agradeceré siempre".

Cristina vive ahora en el anonimato y quiere que siga siendo así. Vive en un modestísimo piso en Usera y trabaja en unos centro comercial, alejada de todo y de todos. Por su parte, Miguel Ángel triunfa en el cine y en la televisión y Belén Esteban sigue en el candelero televisivo.