Carmen Borrego

Carmen Borrego, obligada a llamar a sus dos hijos para contarles toda la verdad

Borrego ha tenido que dar unas inesperadas explicaciones

Carmen Borrego es una especie de saco de boxeo en Sálvame. No lo malinterpretemos. Borrego es de aquellas colaboradoras a las que se recurre cuando no hay temas que tratar o cuando se necesita subir la intensidad del programa.

Borrego siempre ha tenido sus más y sus menos con el espacio de La Fábrica de la Tele. Hubo una época, no tan lejana, en la que la hija menor de María Teresa Campos lanzaba pestes sobre Sálvame. No quería verlos ni en pintura y lanzaba duras diatribas contra el programa desde Viva la vida.

De la noche a la mañana, y mediante suculenta oferta económica de por medio, todo cambió y fichó por el programa que tanto se había cebado con ella. La recibían como una reina y todo eran mimos y risas al principio. Pasada la euforia inicial, a Carmen le han hecho de todo.

Han quemado fotos suyas en directo, la han sacado de mala manera del plató, han amargado la boda de su hijo, provocándole ataques de ansiedad... Ella ha aguantado todo, marchándose y volviendo casi cada semana. El dinero todo lo puede.

La última aventura de Carmen Borrego ha sido algo más seria. Su propio programa, único refugio televisivo para Las Campos (Terelu ha acabado haciendo lo mismo que su hermana y allí está, aguantando carros y carretas) se la ha vuelto a jugar. 

Carmen Borrego y su deuda astronómica con Hacienda

Carmen Borrego ha contado casi todas sus intimidades ya sea en televisión o en las revistas. Incluso las económicas, llegando a afirmar que pese a haber ganado ocho millones de euros, tiene dificultades para llegar a fin de mes.

Su programa la sorprendía con una revelación importante: acusaban a Carmen Borrego de deber más de 660.000 euros a Hacienda. La información dejó a la hermana de Terelu sin palabras y visiblemente nerviosa. Tuvo que hacer varias llamadas, a sus gestores y a su familia para aclarar la situación. 

Una deuda así podía hacer tambalear definitivamente su precaria situación económica. Según el programa, Carmen es apoderada de una sociedad que la Agencia Tributaria había inspeccionado y que debía dinero al fisco.

Primer plano de Carmen Borrego con rostro serio
Carmen Borrego ha desmentido todas las informaciones | Mediaset

Carmen desmintió las informaciones asegurando que la vivienda sobre la cual pesaba la deuda y que en su momento (estamos hablando de hace veinte años) era propiedad de dicha sociedad, ya había sido vendida.

De esta manera afirmaba categóricamente que no debe "ni una peseta" a nadie. Según parece, fue nombrada apoderada de esta sociedad en 2004 y así consta en los registros del Registro Mercantil de Madrid. 

No obstante, eso no la implica para nada en las supuestas deudas que esta sociedad tuviese en su momento. "No hay nada oscuro ni siniestro", afirmaba ella.

Borrego ve como se insiste en su caso

Carmen Borrego sabe dónde trabaja y entiende que hay que estirar los temas como un chicle. Así pues, no tuvieron suficiente con las explicaciones de la tertuliana y al día siguiente, siguieron incidiendo en las supuestas sospechas.

El colmo del asunto fue que era Terelu, junto a Adela González, la encargada de enumerar las supuestas irregularidades de su hermana que ya se habían demostrado falsas.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Telecinco

En un ejercicio de supuesta dignidad, Terelu abandonó el plató. "Sigue tú, Adela". No podía consentir que le hicieran aquello a su hermana. 

"Hay cosas que no comprendo ni comparto. Te acusan de esto y de aco*onas aunque sepas que no es verdad". Diez minutos después volvía a estar frente a las cámaras.

Por dinero baila el perro, como dice el refranero popular.