Carmen Borrego llorando en el plató de 'Sálvame'

Carmen Borrego, muda al descubrir que el problema médico de su madre no tiene cura

Carmen Borrego no tiene demasiado tiempo para cuidar de quien más le quiere

Carmen Borrego sigue imparable como colaboradora de Sálvame. Ya no podemos hablar de colaboradora estrella, que allí las modas son totalmente pasajeras, pero sí que ha logrado consolidar su silla en el programa.

Carmen se ha prestado a todo sin rechistar. Ha consentido que quemen fotos suyas, que la saquen en volandas del plató, que se inventen noticias sobre su vida o que aireen los trapos sucios de su familia.

Ella ha aguantado con estoicismo todos los embates, haciendo ver que se enfadaba y abandonaba el plató. Pero no, a los diez minutos vuelve a estar sentada, que hay que cobrar a fin de mes. 

A su hermana Terelu, la tratan un poco mejor, pero también tiene que sufrir lo suyo para ser una de las presentadoras del programa. La han encarado con su gran enemigo, Pipi Estrada, le han buscado novio en directo o han despellejado a su hija sin miramientos. Las Campos están demostrando unas tragaderas importantes, con el objetivo de seguir en televisión.

Pese a que las dos hermanas siguen como estrellas de Telecinco, su madre, María Teresa Campos, languidece en casa. Y la situación no tiene visos de mejorar.

Carmen Borrego, preocupada por su madre

Carmen Borrego es la encargada de "llevar" las cosas de su madre. Eso significa, a efectos prácticos, que es quien negocia las entrevistas o reportajes y quien le lleva la agenda pública, cada vez más vacía.

Hubo un día en el que María Teresa Campos era la reina de la televisión. Su avanzada edad, 81 años, una pandemia y la necesidad de caras nuevas, han provocado que viva sus últimos años sumida en la tristeza.

La madre de Carmen Borrego ha pedido desesperadamente una última oportunidad televisiva. Tiene la espina clavada de no haberse podido despedir de la audiencia como es debido, pues sus últimas apariciones han estado rodeadas de polémica.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Telecinco

De hecho, los últimos años ha sido noticia por su romance y ruptura con Edmundo Arrocet y por las peleas de sus hijas. Desde que terminó ¡Qué tiempo tan feliz!, las puertas de Mediaset se le cerraron y nadie le ha vuelto a abrir ninguna.

Intentaron que dejase de enredar con un programa en un autobús móvil en el que tenía que entrevistar a famosos. Se emitió un solo capítulo. Su canal de Youtube ha resultado un fracaso y sus últimas apariciones en el Deluxe, han dejado mucho que desear.

Carmen está preocupada porque su madre parece ya convencida de que su vida televisiva ha acabado definitivamente. Borrego sigue intentando que se le pueda dar cabida en algún espacio cómodo, tranquilo y sin sobresaltos, pero es inviable en la televisión actual.

María Teresa Campos
Carmen Borrego sabe que su madre no está bien de salud | Europa Press

Carmen Borrego y su hermana aprovechan el tirón de su madre

Carmen Borrego y Terelu están recogiendo lo que en su día María Teresa Campos sembró. Terelu siempre ha tenido un lugar destacado en televisión, durante muchos años bajo el paraguas protector de su madre. 

Carmen también ha trabajado en televisión, tras las cámaras, hasta que decidió dar el salto y convertirse en personaje. La influencia de María Teresa también ha sido imprescindible para ello. 

Según Informalia, "ya se ha dado cuenta de que esa oportunidad que pide a gritos no va a llegar". Por ello, según el citado medio "arrastra una tristeza que no es capaz de superar, se siente sola y olvidada".

María Teresa Campos, Terelu Campos, Carmen Borrego y Alejandra Rubio
Carmen, Terelu, Alejandra y María Teresa, las Campos al completo | Europa Press

Destacan que "de vez en cuando recibe la visita de algún amigo, pero sus días se le hacen eternos. Ella no sabe estar sentada en un sofá sin hacer nada".

Carmen y Terelu ven como su madre pasa los días jugando a las cartas, viendo algo de tele (poco, pues ella querría estar allí) y saliendo a pasear en coche con Gustavo, su fiel chófer.

Carmen Borrego y Terelu Campos "aparecen poco" por casa de su madre. Algo lógico, pues se pasan las tardes en televisión. Atención con esta última frase porque puede dar nueva línea argumental para Sálvame durante días. ¿Se ocupan lo suficiente Carmen Borrego y su hermana de María Teresa Campos?.