Belén Esteban

Belén Esteban asume los nuevos problemas de salud y la enfermedad preocupa

Belén Esteban revive su peor pesadilla

Belén Esteban se ha incorporado a Sálvame con toda la energía y ganas del mundo. Pese a su limitación física, pues se encuentra en plena recuperación de su rotura de tibia y peroné, Belén participa tres tardes por semana en plató.

Desde allí, ha vuelto a demostrar, tras meses de ausencia, que es una de las almas de Sálvame. Le han bastado pocos días para volver a estar en todas las salsas. Ha arremetido contra Pipi Estrada, ha defendido con uñas y dientes a Anabel Pantoja y se ha enfrentado a Kiko Matamoros.

Captura de Belén Esteban dolorida tras romperse la tibia y el peroné en 'Sálvame'
Belén Esteban y el 'gafe' que persigue a su programa | Mediaset

Además, Belén ha sido la encargada de recibir a Jorge Javier Vázquez en su vuelta. A Belén Esteban la tratan bien, dentro de lo que es Sálvame. Le han puesto una butaca reclinable para que esté como en el salón de su casa. 

Como contraprestación, se ríen de ella cada vez que se mueve por el plató, rígida y con muleta. Le ponen de fondo una marcha militar y un ruido de hojalata oxidada que ella se toma con resignación. 

Hay quien habla de que Sálvame está gafado. El fallecimiento de Mila, el terrible accidente de Belén Esteban con su pierna, Chelo García-Cortés se rompió el radio, Lydia Lozano se rompió el brazo... ¿Qué está pasando?

Belén Esteban recibe malas noticias sobre una nueva operación

Belén Esteban prefiere no pensar demasiado en esta supuesta mala racha que persigue al programa en el que trabaja. No obstante, las malas noticias no han acabado. En el regreso de Jorge Javier, momento estelar del espacio, faltó una colaboradora histórica, algo que extrañó bastante al presentador titular. 

Lydia Lozano lleva toda la semana sin acudir a Sálvame y ahora sabemos el triste motivo. Omar Suárez, desde las puertas de un hospital era el encargado de dar la noticia. "Si Lydia Lozano falta a su puesto de trabajo es que algo grave le pasa". 

Lydia ha tenido que acudir al hospital después de pasar el fin de semana "permanentemente en la cama, sin poder hacer nada". Este lunes tuvo que acudir a urgencias y llamó al programa para confirmar que no podía ir a trabajar.

Lydia ya ha realizado pruebas preoperatorias porque los médicos le han confirmado que tiene que volver a pasar por el quirófano este mismo jueves. Según ella misma ha confirmado entre lágrimas, se le ha roto la octava vértebra, lesión que se ha complicado por la osteoporosis que padece y que ha provocado que esta vértebra se pegue a la de al lado, la séptima.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Telecinco

Omar ha asegurado que va a ser una "operación muy lenta". Lydia que es muy aprensiva, no ha querido conocer los detalles de la operación y lo único que ha pedido a los médicos es que la seden completamente. "No quiero enterarme de nada".

La recuperación que va a requerir mucha paciencia, algo que Belén Esteban tampoco tiene

Belén Esteban recibe como un jarro de agua fría las malas noticias sobre su amiga

Lydia va a tener que estar hospitalizada dos días y asegura que está "fatal, hecha una mierda. Me tengo que operar, llevo una racha... no he parado de llorar desde que me lo dijeron".

Lydia Lozano va a tardar en recuperarse. "Me han dicho que me la tome muy en serio y que tengo que andar mucho, llevar un chaleco súper incómodo". 

Uno de los problemas principales es que la recuperación es muy lenta y que requiere mucha paciencia algo que ni Lydia ni Belén Esteban tienen. Belén se subía por las paredes de su casa durante las primeras semanas de su recuperación.

Lydia Lozano en el funeral de Mariñas
Lydia Lozano, destrozada, por la operación que ha inquietado a Belén Esteban | Europa Press

"El mayor problema es que va a tener un periodo de mucha paciencia y ella no la tiene", decía Pipi Estrada. "Uy la paciencia...", recordaba Belén. "La paciencia también se adquiere, es un ejercicio como la fuerza de voluntad", apuntaba Jorge Javier.

Lydia Lozano va a estar un tiempo fuera de Sálvame. Belén Esteban y el resto le mandan besos y guardarán su sitio como oro en paño.