Primer plano de Ana Soria con rostro enfadado

Ana Soria y las faltas de respeto que demuestran el lado más turbio de la ruptura

Ana Soria ha regresado por una noticia bastante desagradable

Ana Soria se hizo un hueco en la prensa gracias a su relación con Enrique Ponce, pero ella nunca ha intentado ser un rostro popular. No ha concedido ninguna entrevista a cambio de dinero y siempre ha atendido a la prensa en un tono bastante cordial. Hace unos meses habló en el programa Viva la Vida para dejar claro que su amor por el torero es puro y real.

Ana Soria está cansada de justificarse, por eso decidió desaparecer de las redes sociales y alejarse del foco mediático. Pero su remedio no ha servido, pues sus rivales han aprovechado su ausencia para difundir rumores que no se ajustan a la verdad. Está cansada de seguir mirando para otro lado y las faltas de respeto que circulan en Instagram han acabado con el periodo de paz.

Montaje con las caras de Paloma Cuevas y Ana Soria
Ana Soria se ha llevado un buen susto antes de conocer la verdad | España Diario

Ana sabe alguien ha suplantado la identidad de Paloma Cuevas para intentar hacerle daño llamándole “cría” en tono despectivo. La empresaria ha hablado con sus representantes y ha emitido un comunicado desvinculándose de este asunto tan turbio. Ella no ha tenido nada que ver, pero es evidente que su ruptura con el padre de sus hijas sigue coleando.

Ana está convencida de que los rumores no van a parar, así que se ha propuesto disfrutar de lo mejor que tiene: su noviazgo. Le han acusado de meterse en un matrimonio consolidado, pero no es verdad y su entorno lo sabe. Cuando ella conoció a Ponce él ya no estaba con Paloma, así que es injusto que la diseñadora le responsabilice de nada.

Soria sabe mejor que nadie que la separación entre su novio y la empresaria ha sido dura y lo último que ha pasado lo confirma. Paloma ha prometido que no tiene nada que ver con las faltas de respeto que se han hecho públicas, pero ahí no queda todo. Ahora hay que investigar quién es la persona que está intentando perjudicar la imagen de la exmujer del diestro.

Ana Soria ya ha recibido el mensaje que esperaba

Ana, según ha salido publicado, llegó a un pacto implícito con Paloma Cuevas: ninguna de las dos lanzaría ataques en los medios de comunicación. La joven se sorprendió al ver lo que supuestamente había escrito la diseñadora en Instagram, pero todo es mentira. La revista Semana se ha puesto en contacto con su entorno y ha descubierto que la ex de Ponce ha sido víctima de un engaño.

Montaje de fotos de primer plano de Enrique Ponce y Ana Soria
Ana Soria lleva mucho tiempo guardando silencio | La Noticia Digital

“Esto es un caso de suplantación de identidad, no se ha hackeado la cuenta porque su cuenta es segura. Lo que ha pasado es que en un comentario que ella no ha hecho aparece su nombre y su foto”, explican en el citado medio. La futura abogada puede estar tranquila: su gran rival no tiene ganas de guerra y pretende continuar con la tregua establecida.

Soria sabe todo lo que sucedió durante el proceso de divorcio de su novio, pero nunca ha hablado de este tema con nadie. Es información confidencial y muy suculenta, así que debe tener cuidado porque cualquier periodista podría hacer daño al torero. Enrique nunca ha jugado con su vida privada, por eso es tan importante que todos guarden silencio y sean discretos.

Ana Soria acepta las excusas y decide seguir adelante

Ana entiende que ser famoso genera muchos riesgos y la hija de Victoriano Valencia acaba de vivir una mala experiencia. Sus responsables de comunicación han hablado con varios medios para aclarar que ella no tiene nada que ver con los insultos.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

“Paloma no es una persona activa en redes sociales, ese lenguaje no es suyo, ni tampoco entra en estas cosa. Todo está en manos de abogados como un caso de suplantación de identidad. Ella no ha entrado en esa conversación ni ha comentado nada”.

Soria seguirá con su pareja y con el mismo plan que habían trazado: no entrar en polémicas innecesarias. Pretende acabar sus estudios de derecho y convertirse en una gran abogada. No quiere ganar dinero ni fama en la prensa del corazón, no lo necesita.