Primer plano de Ana Obregón con rostro serio

Ana Obregón toma una dura decisión al descubrir qué pasa con la salud de su padre

Ana Obregón ha recibido muchos golpes en muy poco tiempo

Ana Obregón forma parte de la historia del país y tiene tanto talento que su fama ha traspasado fronteras. Lleva un tiempo descansando en un segundo plano porque no se siente preparada para retomar su carrera mediática. Ha tenido que enfrentarse a situaciones muy duras, aunque lo que más le ha afectado es la pérdida de su hijo Aless Lequio.

Ana Obregón se ha rodeado de un ejército de seguidores dispuesto a hacer cualquier cosa por ella, pues ha demostrado que es muy valiente. Hace unos meses recibió una noticia que le desestabilizó: su padre tuvo un problema de salud. Antonio García es un referente en el mundo de la construcción porque ha dado pasos históricos, como por ejemplo crear la urbanización La Moraleja.

Montaje de fotos de Ana Obregón y su padre
Ana Obregón y Antonio García siempre han estado unidos | España Diario

Ana sabe que Antonio tiene 96 años y que debe disfrutar de él al máximo, por eso ha tomado una decisión: no dejarle solo. Es duro saber que la familia tendrá que despedirse de él, pero afortunadamente su salud está controlada. A finales de 2021 estuvo ingresado en el hospital y la actriz estuvo muy preocupada, pero la anomalía está solucionada.

Ana ha aprendido a superar las dificultades que le plantea la vida, pero cuando su padre ingresó saltaron todas las alarmas. Escribió un mensaje en sus redes y confesó que no estaba preparada para despedirse de alguien más, estaba cansada de sufrir. Por suerte todo quedó en un susto y gracias a su espíritu de superación este achaque no es más que un mal recuerdo.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

“Papá, estás luchando positivamente en ese hospital como el campeón que has sido toda la vida. Un campeón de 95 años, pero yo soy muy egoísta y necesito estar más tiempo contigo. No sé hasta qué punto el ser humano puede aguantar tanto dolor si te fueras ahora”, escribió la presentadora en su momento.

Ana Obregón lo tiene todo preparado

Ana ha hecho las maletas para pasar el verano en El Manantial, la casa familiar que su padre construyó en Mallorca. Define esta vivienda como su “paraíso” y lo cierto es que dentro tiene todo lo que necesita: piscina, vistas y mucha tranquilidad. Estará tres meses en esta residencia porque se ha propuesto terminar el libro que empezó a escribir su hijo.

Ana Obregón mirando al infinito con una media sonrisa
Ana Obregón está escribiendo un libro | Telecinco

Obregón es consciente de su tirón mediático y sabe que cualquier movimiento que haga generará mucho dinero. No quiere beneficiarse del drama que está viviendo, así que ha pensado que lo mejor es donar lo que recaude desde el fallecimiento de Aless. Ha montado una fundación para ayudar a enfermos de cáncer, pues sabe mejor que nadie que es una enfermedad dura.

Antonio García es una eminencia y en un primer momento no se tomó bien que su hija quisiera dedicarse al mundo del espectáculo. Actualmente está muy orgulloso de ella porque se ha dado cuenta de que su talento no puede quedarse escondido. Ha conseguido grandes cosas, pero lo más importante es que se ha ganado el respeto de la prensa y del público.

Ana Obregón ha estado muy preocupada

Ana tuvo que despedirse de su madre al poco de fallecer Aless Lequio, así que cuando su padre enfermó tocó fondo. Sabe que lo que tiene que hacer es duro, pero lo hará por el bien de todos: disfrutar del patriarca hasta el final. Deberá ir asimilando que en algún momento se tendrá que despedir de él, aunque esta fecha está lejos porque no hay problemas a la vista.

Obregón le pidió algo importante a Antonio cuando ingresó en el hospital y el constructor no dudó en cumplirlo. “Entiendo que quieras reunirte con mamá, pero quiero volver a sonreír contigo un poco más”, deslizó en sus redes. La actriz ha demostrado que tiene un gran talento literario, siempre deleita a todos con su fina prosa.