Primer plano de Ana Obregón con rostro serio

Ana Obregón, obligada a dar el paso más duro del tratamiento que le mantiene viva

Ana está atravesando un momento crucial

Ana Obregón lleva tanto tiempo trabajando en el mundo del corazón que todo el mundo piensa que no guarda ningún secreto. Pero la actriz es una caja de sorpresas y en los últimos meses ha mostrado su faceta más desconocida: es capaz de superar cualquier obstáculo. Por eso ha aceptado un reto que tiene fines solidarios: volver a la gran pantalla con una película especial.

Ana Obregón está siguiendo una pauta estricta porque su mundo se apagó cuando falleció su hijo Aless. Desde el primer momento rechazó tomar pastillas porque tenía miedo de crear dependencia, quería salir del bache sin ayuda de químicos. “Me morí el día que se fue mi hijo, sé que voy a renacer, pero estoy muerta”, declaró en una de sus entrevistas.

Ana Obregón mira contenta las cámaras en un acto público
Ana Obregón quiere recuperar su sonrisa | GTRES

Ana va recuperando las ganas de disfrutar, debe aprender a vivir la vida de otra forma y gracias a su esfuerzo lo está consiguiendo. Evidentemente nunca olvidará el dolor que le ha provocado la pérdida de Aless, pero debe convivir con esta desazón. Tiene mucho talento, el público le adora y no puede permitirse quedarse en casa más tiempo.

Ana desveló que cuando falleció su pequeño estuvo encerrada en su dormitorio más de dos meses, no tenía fuerza para enfrentarse a la vida. El cariño que recibe le mantiene con vida, en el sentido de que es lo que le da fuerza para continuar caminando. Desde que murió Aless viste solo dos colores, blanco o negro, porque representa el luto en todas las culturas.

Obregón se ha visto obligada a dar un paso duro: vestir de otros tonos porque tiene que rodar una película y su personaje lo exige. El director que le ha contratado está muy agradecido porque sabe que para ella ha sido bastante duro. Sin embargo, es un buen comienzo para dejar atrás su sufrimiento y empezar un nuevo camino que está plagado de amor.

Ana Obregón desvela sus verdaderos sentimientos

Ana ha aceptado protagonizar una película porque sabe que no puede privar al público de su talento, todos quieren verla de nuevo. Lo más complicado ha sido caracterizarse, pues ha estado dos años vistiendo de negro o blanco porque se sentía apagada. “He roto mi luto para este personaje de tu película, querido Paco Arango”, le explica a su nuevo director.

Ana Obregón seria primer plano
Ana Obregón ha atravesado un momento delicado | Telecinco

“Reconozco que me veo extraña vestida de colores después de dos años, pero lo he hecho de corazón por ti y por tu película solidaria”. La artista ha mostrado una faceta muy desconocida: pocos sabían que era tan generosa. Los últimos trabajos que está realizando, como por ejemplo escribir un libro, tienen fines benéficos.

Obregón ha creado una fundación para honrar la memoria de su hijo y poder ayudar a otros enfermos de cáncer. Todo lo que está ganando, como por ejemplo la entrevista que dio en Mi casa es la tuya, va destinado a este propósito. No quiere que nadie vuelva a pasar por lo que ha pasado ella y si puede evitarlo lo hará sin dudarlo un instante.

Ana Obregón sigue luchando contra el dolor

Ana ha reconocido que los proyectos que tiene mantienen viva su ilusión, le dan fuerza para continuar recuperándose. El camino es largo, pero poco a poco va dejando atrás el sufrimiento porque está muy bien acompañada. “El trabajo me ayuda, el dolor es igual de intenso, pero en vez de estar veinticuatro horas al día sufriendo cuando trabajo son menos horas”.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

Obregón se ha dado cuenta de que el público la adora, por eso se ha atrevido a dar el paso: dejar de lado el luto que le caracteriza. Es posible que siga usando el blanco o el negro para los eventos importantes, pero poco a poco va introduciendo otros colores. Lo importante es que sus seguidores se den cuenta de que asimilar una muerte tan dura es posible.