Ana Obregón seria primer plano

Ana Obregón elige a sus herederos después de confirmar lo de su delicado estado

Ana ha querido seguir con una curiosa tradición

En los últimos tiempos, la vida de Ana Obregón ha dado un giro de 180 grados. Y es que, en 2020, su hijo Álex Lequio  fallecía a causa de un cáncer que padecía desde hacía dos años. A partir de entonces, la bióloga no conseguía levantar cabeza y, de hecho, en numerosas ocasiones llegó a confesar que “le cuesta tanto vivir”. 

Sin duda, está siendo una dura época para la presentadora. Es preciso recordar que, al poco tiempo de que su hijo perdiera la vida, la madre de la modelo también fallecía debido a su estado delicado de salud. 

No obstante, tras estos demoledores episodios vividos, Ana Obregón huía de Madrid para desconectar y relajarse en las playas que tiene en frente de su lujoso chalet en Cala Millor (Mallorca). Y, pese a que está acompañada de su padre, lo cierto es que la bióloga no puede evitar acordarse de su hijo, con quien cada año pasaba la temporada de verano.

Primer plano de Ana Obregón emocionada
La presentadora ha decidido seguir adelante | gtres

Ana Obregón protagoniza uno de los posados más duros de su vida

En cada ocasión que surge, Ana Obregón siempre dedica a  Álex Lequio muestras de cariño públicamente. Justamente, hace unas semanas, la bióloga publicaba una imagen junto a su hijo subidos a un barco en la isla de Mallorca, donde veraneaban año tras año.

La ex de Alessandro Lequio lo hacía con motivo para homenajear la memoria de su querido hijo, que cumplía tres años desde su fallecimiento. “26 meses sin ti. Odio el día 13”, empezaba diciendo. 

“Hace 26 meses tuve que decir adiós para siempre a mi hijo, el amor de mi vida, y desde entonces me cuesta tanto vivir. Estas fotos son de uno de tus últimos veranos en Mallorca, adorabas el azul turquesa del mar mediterráneo y esas olas que cada día me cantan tu nombre: Aless”, zanjaba.

Pese a que se encuentra inmersa en su dolor, todo apunta a que la bióloga, poco a poco, va rehaciendo su vida. Y es que la revista ¡Hola! ha conseguido lo inimaginable este miércoles, 27 de julio. 

Tras aproximadamente tres años sin protagonizar sus famosas exclusivas imágenes de verano, Ana Obregón ha dado la bienvenida a esta temporada de calor volviendo a posar para los medios. Así es, la bióloga ha querido seguir con su tradición especial. 

Todo empezó en 1992, año de nacimiento de Álex. La presentadora, sumamente abrumada por el acoso mediático que estaba recibiendo por la prensa que quería capturar una instantánea de ella con su hijo, se vio obligada a hacer un trato.

Asimismo, a cambio de que la dejaran tranquila, se decidía a posar para los medios y protagonizar varias portadas. A partir de entonces, se convirtió una costumbre para Ana Obregón, que posaba al lado de su pequeño. Sin embargo, esto cesó cuando falleció Álex.

No obstante, ahora, ha querido retomar su tradición y seguir adelante. Aunque, nuevamente, ha ofrecido una de las entrevistas más duras hasta ahora.

“Lo que me mata de pena es que yo era tan feliz... y  no lo sabía”, decía. “Desde que mi hijo no está, parece que vivo, pero no vivo. Es que la pérdida de un hijo es tremenda”.

“En esta casa, construida sobre el mar, hay mucha paz y unas vistas preciosas”, explicaba. “Pero claro, sin mi hijo y sin mi madre, pues estoy muy triste”. “Las personas a las que más quiero en mi vida me faltan”, decía emocionada.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

El dinero que ha recaudado Ana Obregón para una buena causa

Sin duda, está siendo un verano muy complicado para Ana Obregón. Y es que, pese a que se ha animado a continuar con la tradición, lo cierto es que lo ha hecho con un motivo. 

“Ahora, este posado tiene otro sentido para mí. Un sentido solidario porque sus beneficios irán destinados a la fundación de Aless”, confesaba. “Creí que nunca tendría fuerzas de volver a hacerlo, ni siquiera de sonreír”. 

Foto de Ana Obregón con su hijo
El gran gesto que ha hecho Ana Obregón por su hijo | Redes Sociales

“Pero no hay nada que me reconforte más que ayudar a los demás y, de esa manera, poder seguir con tu legado”, decía al respecto. También, aclaraba que lo hacía exclusivamente en honor a su querido Álex.

“En realidad, todo lo que hago en mi vida lo hago por mi hijo. Ahora mismo, nada me hace feliz”, zanjaba. Sin duda alguna, ha sido un emotivo homenaje a su hijo fallecido y que, desde luego, no será el último.

Lo cierto es que, desde hace tiempo, Ana Obregón está terminando de escribir la obra que empezó su hijo. Las ventas que se recojan ayudarán, nuevamente, a la fundación que tiene la presentadora para investigar el cáncer.