Ana María aldón, seria mirando a cámara

Ana María Aldón ya le ha comunicado a su hija su decisión con su matrimonio

El marido de Ana María Aldón le ha exigido tomar una drástica elección

Cada día que pasa, Ana María Aldónestá más en el ojo de la polémica. Tras la llamada en directo de su marido, Ortega Cano, en el programa de Ya son las ocho, todo apuntaba a que el matrimonio peligraba como nunca antes se había visto. 

En dicho espacio ejerce de colaboradora Gloria Camila. Por ese motivo, el diestro no dudó en contactar con su hija en directo para aclararle un par de cosas tanto a ella como a Ana María Aldón. 

"Me tenéis que respetar, respeto mucho a todos los medios, entonces pido a mi hija, a mi mujer y a todo el mundo que me dejen vivir tranquilo. Que dejen de hablar de mí", decía tajantemente ante la sorpresa de Gloria Camila. 

Primer plano del personaje
En los últimos días, la relación entre Ana María Aldón y Gloria Camila se ha enfriado como nunca | Mediaset

Lejos de terminar su intervención, añadió que "si quieren ir a televisión que vayan, pero que hablen de sus cosas. Estoy regular de salud y un día me va a dar un patatús". Unas declaraciones que indican que el marido de Ana María está exhausto de las constantes polémicas que provocan su hija y su mujer. 

Por esta razón, Ortega Cano ha tomado una drástica elección respecto al papel de Ana María en televisión. La mujer del diestro ya conoce lo que le pide su marido y no ha dudado en explicárselo a su hija, Gema Aldón. 

Ana María Aldón, en shock tras la exigencia de su marido

Desde que empezó esta sonada crisis matrimonial, las intervenciones de Ana María Aldón en el plató de Viva la Vida han sido muy comentadas. Además, las exclusivas que ha ido acordando con la revista Lecturas tampoco se han quedado atrás. 

Lo cierto es que la diseñadora en numerosas ocasiones ha explicado detalles sobre su matrimonio con Ortega Cano. Una postura que, ahora ya se sabe con certeza, no agrada en absoluto al extorero. Por lo que este le habría dado un ultimátum a su mujer. 

"José está convencido que todos sus males son consecuencia del trabajo en televisión de su mujer. Que su presencia en los platós está dinamitando su matrimonio", decía una persona muy cercana a la familia para Informalia

"Ana se ha dejado seducir por la fama, el dinero y la sensación de salir por televisión, y eso la está cambiando. Por eso, Ortega Cano le ha pedido que deje la tele". Una petición que habría solicitado el diestro porque confía que su matrimonio se puede salvar si Ana María cumple con lo que él exige. 

"Nunca le pareció bien que aceptara ir a Supervivientes y, mucho menos, que decidiera dar el paso de sentarse en el plató de Viva la vida. Nunca le ha gustado estar en boca de la gente, le pone nervioso que hablen de él y de su familia y, ahora, su mujer lo hace todas las semanas". 

Pero lejos de aceptar la propuesta de su marido, Ana María ha decidido anteponer su deseo de continuar en televisión. Por lo que se ha negado, rotundamente, a aceptar su exigencia. 

"Está encantada porque se ve una mujer nueva y poderosa. Se siente una mujer libre e independiente por primera vez en toda su vida y no va a renunciar a su satisfacción personal. Ni siquiera si de eso dependiera su matrimonio".

"De hecho, ha cambiado de representante para que le busque más cosas", ha asegurado la fuente para este medio. 

José Oretga Cano y Ana María Aldón en el funeral de Jaime Ostos
José Ortega Cano y Ana María Aldón, más lejos que nunca | GTRES

Ana María Aldón no está dispuesta a renunciar su papel en televisión

Ana María Aldón se siente feliz con su labor en el mundo de la televisión. Y es que, cada vez, se encuentra más cómoda colaborando cada fin de semana en Viva la Vida, su programa de confianza.

Tras la petición de su marido, la diseñadora "no cree que eso tenga que ver y sigue echando la culpa a terceros". Unas personas que podrían hacer referencia a los más allegados al diestro, que, según ella, nunca la aceptaron ser parte de la familia. 

Todo apunta a que las últimas declaraciones de su marido en el programa de Sonsoles Ónega no han hecho efecto en Ana María. Y, asimismo, se lo ha comunicado a su hija: no está dispuesta a renunciar a sus intervenciones en televisión. 

Aunque esto implique que la crisis matrimonial que lleva arrastrando desde hace tiempo determine de una vez por todas lo que todo el mundo temía. Una decisión que podría provocar la ruptura definitiva de la pareja. 

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón