Alba Santana

Alba Santana toma una dolorosa decisión que deja sin habla a su marido

Alba Santana se mantiene firme a la hora de afrontar su dolor

Alba Santana es la hija de Mila Ximenez. Una chica discreta, reservada y nada amiga de la fama y la televisión. Todo lo contrario de lo que era su madre, que vivía de la polémica constante y de las acaloradas discusiones en los platós de televisión.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Alba vive en Ámsterdam. Pese a la distancia, estaba muy unida a su madre, quien a su vez, tenía en Alba y en sus nietos su razón de ser. Con la enfermedad que se llevó a Mila, esta unión familiar se fortaleció hasta que Mila se fue, dejando a Alba sumida en su tristeza.

La hija de Mila y de Manolo Santana no quiere saber nada de la televisión, ni de las revistas, ni de la fama. Así lo ha puesto ahora de relieve el cronista Jesús Manuel.

Alba Santana el día de su boda
Alba Santana vive con su marido en Ámsterdam | Europa Press

Desde su sección El Balcón del corazón, el excolaborador de Sálvame ha cogido de ejemplo a Alba Santana para practicar uno de sus deportes favoritos: criticar a Rociíto.

Así pues, Jesús ve ciertas similitudes entre la hija de 'la más grande' y la hija de Mila Ximénez. Generacionalmente son cercanas (Alba tiene 38, Rociíto 45). Las dos son hijas únicas de madres famosas, tienen dos hijos y están casadas.

Jesús Manuel pone de relieve la radicalmente distinta manera que ambas tiene de afrontar la muerte de su madre. 

Alba Santana recuerda a su madre con dolor y recogimiento

Alba Santana estuvo muy poco tiempo en España tras el fallecimiento de su madre. También cuando murió su padre meses después, estuvo el tiempo estrictamente necesario y regresó a su casa.

Transcurrido un año de la muerte de Mila, Alba solo quiere respeto y silencio. No quiere para nada salir en televisión, ni que se hable de ella. Podría estarse lucrando muchísimo contando las intimidades de su familia. 

Montaje de Alba Santana y Mila Ximénez
Alba Santana recuerda a su madre sin excesos, ni aspavientos | CANVA

De hecho, Mila tuvo una vida tan intensa como polémica, por lo que si Alba quisiese podría hacer facturando ingentes cantidades de dinero. Ella prefiere el anonimato. Estudió, aprovechó las facilidades familiares para labrarse un futuro y tanto ella como su marido, Aviv Mirón, se ganan muy bien la vida.

El contrapunto a Alba Santana que ha resurgido de sus cenizas

Alba Santana tiene una especie de alter ego que Jesús Manuel sitúa en Rociíto. La hija de Rocío Jurado estuvo mucho tiempo callada y encerrada en su casa, pero fue por falta de fuerzas para salir. 

Ahora parece que se está recuperando de su depresión y ha decidido rentabilizar al máximo su pasado familiar. En su caso, ha optado por hacer justo lo contrario que Alba. Está 'explotando' al máximo la imagen de su madre con controvertidos 'homenajes' a diestro y siniestro.

Es cierto que finalmente ha dado luz verde al museo que se inaugura esta semana en Chipiona y que ha organizado dos conciertos de éxito notable. No es menos cierto, como apunta Jesús Manuel, que "no estudió, no se lleva bien con sus hijos y desaprovechó todo lo que su madre le dio".

Sigue atizándola afirmando que "es un alma en pena que busca obtener pasta y no le importa el honor de la difunta. No tiene familia, más allá de la mediática, además el "mundo" es malo, todo el mundo es malo, menos los que le dicen que sí lleva razón".

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Telecinco

Dos formas distintas de afrontar el dolor y el recuerdo por los seres queridos. Alba ha decidido alejarse de todos y quizá también este sea uno de los motivos por los que ni en Sálvame se ahonda en los momentos más complicados de la vida de Mila.

Habría que ver, qué consejo daría Mila a Alba si viviera. A tenor de como vivió y se dedicó a su profesión, probablemente le diría que hiciera lo que Rociíto y aprovechara el tirón familiar para consolidar su economía.